Grandes esperanzas blancas

Blitzen Trapper 1 (2011)
Blitzen Trapper Band Photo.

Rock

Hoy por hoy, bajo mi humilde opinión hay tres bandas que provienen del continente americano que son para un servidor sinónimo de excelente música y con todavía una corta discografía que esperemos se prolongue durante muchos años. Excelentes músicos, álbumes soberbios y por encima de todo Canciones (en mayúsculas). De una de ellas ya hemos hablado aquí (The Sheepdogs). De las otras dos no. Me refiero a White Denim y Blitzen Trapper. A ambas no las he visto en directo y espero que en 2016, si se tercia, haya alguna oportunidad. De White Denim os recomiendo el álbum Corsicana Lemonade y de Blitzen Trapper, su último trabajo All arcross this land parido este 2015 o por ejemplo American Goldwing de 2011. Hay muchísimas otras bandas de calidad en USA o Canadá pero hoy por hoy, las citadas son las que acaparan principalmente mi atención. Grandes esperanzas blancas. Ya tienen deberes para 2016 si no las conocéis. Feliz año a todos. Salud, amor y mucho rock and roll. No se necesita nada más, créanme.

White Denim

Blitzen Trapper

Born to raise Hell: Lemmy RIP

lemmy-robertjohnEsta mañana al poner la radio y escuchar al locutor espetar “ha fallecido el cantante de la banda…” se me han erizado los pelos de repente. Temo esas noticias y algún día no tan lejano otros héroes de un servidor alcanzarán también el destino que nos aguarda a todos. No podría expresar mejor esta triste noticia que cómo lo hace mi compañero Manel Celeiro en la web de Ruta 66 cuyo link os adjunto.

RUTA66: Lemmy

37 discos de 2015

22348552855_325828268f_kUn año puede ser una vida. Durante 365 días siempre ha sonado música. En casa, en el despacho, walking the dog, en el coche, en el baño y en un centenar de ocasiones. Cada día. Non stop. Por la mañana, por la tarde y por la noche. Así vivo yo. Y no hay mejor forma de terminar el año que compartiendo mi lista. No es una lista al uso de lo mejor de 2015. ¿Quien soy yo para escribir qué es lo mejor del año? Comparto lo que ha sonado en mi plato o equipo sin más pretensión ni importar la posición en la que os lo escribo. Todos estos álbumes me han hecho disfrutar y creer de nuevo que la música me sana. No es cierto que hoy por hoy no se hace buena música. Hay calidad a raudales, el problema es que la música ya no trasciende ni genera revolución de ningún tipo, ni cultural, ni política, ni social. La música es para la masa una broma que se consume y se tira cual chicle. Pero para muchos otros, entre los que me incluyo, la música es el mismo aire que respiramos. La lista incluye novedades publicadas en 2015. Si añadiéramos discos viejos que voy descubriendo, no terminaríamos nunca esta entrada. Prácticamente casi todos los álbumes de la lista están en mi estantería porqué la buena música no está en ninguna nube ni disco duro. Está en nuestra alma grabada para siempre y reposando temporalmente en nuestras estanterías, como ha de ser, hasta que nuestros hijos se vendan nuestra colección. Abajo link con playlist de Spotify.

  1. The Sheepdogs “Future Nostalgia”
  2. Keith Richards “Crossyed Heart”
  3. Courtney Barnett “Sometimes I sit…”
  4. Chris Stapleton “Traveller”
  5. Gospelbeach “Gospelbeach”Pacific Surf Line”
  6. Wilco “Star Wars”
  7. The London Souls “Here Comes the girls”
  8. Blitzen Trapper “All across this land”
  9. Neil Young + Promise of the Real “The Monsanto Years”
  10. The Deslondes “The Deslondes”
  11. Pokey Lafarge “Something in the Water”
  12. Los Lobos “Gates of Gold”
  13. The Muggs “Straight Up Bogallo”
  14. Ten Commandos “Ten Commandos”
  15. Mourn “Mourn”
  16. Dave Rawlings Machine “Nashville Obsolete”
  17. Losung “Control”
  18. The Waterboys “Modern Blues”
  19. Alabama Shakes “Sound & Color”
  20. Ryan Bingham “Fear and Saturday Night”
  21. Ryan Adams “Live at Carneggie Hall”
  22. Steve Earle “Terraplene Blues”
  23. Blackberry Smoke “Holding all the roses”
  24. Jason Isbell “Something more than free”
  25. Thunderbitch “Thunderbitch”
  26. Seasick Steve “Sonic Soul Surfer”
  27. Núria Graham “Bird Eyes”
  28. Calexico “Edge of the Sun”
  29. Houndmouth “Little Neon limelight”
  30. Dr. Dog “Live at Flamingo Hotel”
  31. Sharon Van Etten “I don’t want to let you down” (EP)
  32. Sons of Bill “Love and Logic”
  33. My Morning Jacket “The Waterfall”
  34. Dawes “All your fauvourite bands”
  35. Andy Gabbard “Fluff”
  36. Joshua Black Wilkins “Settling the dust”
  37. Iron and Wine & Ben Bridwell “Sing into my mouth”

Spotify

Chris Stapleton “Traveller”

1035x1035-81qi2kegtjL._SX522_.jpg

Country

Pasión (en mayúsculas). Eso es lo que siento por este disco. Cuando Edu Izquierdo me recomendó este trabajo  no pude prestarle la atención que debía. Los discos necesitan su tiempo. Ahora ha llegado su momento y por lo tanto puedo afirmar, como se me había anticipado,  que este disco es uno de los mejores trabajos del 2015 por no decir de los mejores. Chris Stapleton está llamado a hacer grandes cosas en el género Americana. En este plástico hay calidad y excelencia a raudales, temas más redondos que cualquier círculo y una voz portentosa y desgarradora. Cien por cien disfrutable, no importa si acelera o te susurra al oído. Destacar un tema por encima de otro haría una injusticia al conjunto.

Spotify

Youtube

La madurez del artista

132d9308f2c4cbbe96eb72fe5ac985dc

Escuchando de nuevo el inicio del doble álbum Down Where The Spirit Meets the Bone (2014) de Lucinda Williams me viene a la cabeza cierto paralelismo con Crossyed Heart (2015) de Keith Richards. Ambos discos empiezan de forma similar. Con dos cortes acústicos, arcaicos, sin filigranas. El artista frente al micrófono y una acústica. Lu lo hace con Compassion, tema  cuya letra fue escrita por su padre poeta. Keith interpreta Crosseyed heart, un blues al estilo Delta que me parece espectacular. No hace falta distorsionar ni electrificar nada para llegar al hueso y estremecer. Ambos álbumes fueron recibidos con cierta frialdad por melomanos conocidos. Down Where The Spirit Meets the Bone precisa de varias escuchas para abrazar todas sus canciones pues es un álbum doble. Lu, en su madurez, nos promete nuevas alegrías para 2016. Está en estado de gracia.  Con el disco de Keith se me acusará de no ser objetivo por mi afinidad a la mejor banda de todos los tiempos. Por eso también puedo escribir que Crosseyed Heart es su mejor disco en solitario muy por encima de Talk is Cheap y Main Offender, ambos muy lineales si tenemos en cuenta la patina de estilos y temas de su tercer y magnífico álbum. Me parece incluso un insulto no incluir este disco entre los 25 mejores del año. Pero para gustos colores.

Courtney Barnett “Sometimes…”

homepage_large.43bd497f

Indie

La música es algo curioso. No hay ninguna fórmula ni computadora capaz de poder acertar que funcionará. Y este año que dejamos Courtney ha dado con la justa porción de lo que se necesita para que un disco deje huella y triunfe. Y no sé deciros que es. Porque en algo estaremos de acuerdo: Courtney no inventa nada con su disco “Sometimes  I Sit and Think, and Sometimes I Just Sit”. Desconozco si es su desparpajo, su procedencia o que es pero sin duda, este disco que algunos catalogan como música indie y que yo catalogo como simple y llanamente, música, es otro de los discazos del año que me atrapó desde la primera escucha de, para mi, uno de los mejores temas del año también “Pedestrian at best”. Cuando la aguja baja y suena este álbum simplemente sonrío, bailo y soy feliz. Pocos discos generan ese entusiasmo… y sigo preguntándome, ¿porqué con este disco?.

Live at Electric Lady Studio: Spotify

Thin Lizzy “Chinatown”

Thin_Lizzy_-_Chinatown

Rock

No entraremos en disquisiciones relamidas acerca de si este es o no es el que “algunos” consideran como el álbum de defunción de Thin Lizzy por la fuga de Gary Moore, la contratación de Snowy White (un mercenario que giró con Pink Floyd en la gira del indispensable Animals), etc. ¿Acaso estos tipos tienen algún disco malo? Lynott impregnó sus temas de tintes más punks y el resultado me parece formidable. Ahí quedan auténticos temazos como We will be strong, la tremenda Sugar Blues, la fantasmal Killer on the Loose, Having a Good Time o Genocide (con ecos a Metallica) . Siempre hay que reivindicar a Thin Lizzy, ante viento y marea y por supuesto, al inmenso Lynott. Os dejo un link que le dedicaron la gente de Jotdown donde se repasa su discografía.

Spotify

Jotdown