El camino más largo

bunbury-camino-largo

Siempre me he preguntado cómo puede aguantar un artista o banda en la carretera, noche tras día, día tras noche. Rodeado de gente que le puede caer mejor o peor. Sin estar en casa. Sin ver a la familia. Dylan por ejemplo. Su “Never Ending Tour”. Reflexiono y pienso. Bob, ¿necesitas el dinero? Ya eres una leyenda.¿Porqué te pasas 250 días del año lejos de casa? ¿Qué te mueve a girar y girar? Y no encontraba las respuestas. Hasta hace poco. Tras visualizar  el documental de Enrique Bunbury “El Camino más largo”. No soy seguidor ni conozco su discografía (pero haré los deberes correspondientes). El documental narra la gira de Enrique en 2010 por todo el territorio norteamericano. De punta a punta. Casi una treintena de conciertos. Entrevistas, imágenes de conciertos, de carretera y declaraciones de los músicos. Y con esas Enrique dice que no lo hace por dinero. Los que lo rodean lo tildan de perfeccionista y que esa es su vida. Y entonces Enrique suelta “el camino es la meta“. ¡Ostras! La verdad me ha sido revelada. Ahora lo entiendo todo. La carretera es la meta. No el número de bolos ni el número de espectadores que me vengan a ver.  Tirarse media vida en la carretera es un modus vivendi. Esa es la meta. Si lo piensan bien, nosotros también nos pasamos prácticamente todo el año fuera de casa (en la oficina, en el hospital, en la carretera, en la tienda…) y también rodeados de gente que nos cae mejor o peor. Sin estar en casa y sin ver a la familia.

El camino más largo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s